EVENTOS
Presentación de la 30ª Edición del Festival Cinema Jove
03/06/2015
Ruben Östlund, Premio Luna de Valencia, e Irene Escolar, Un futuro de cine

Hoy se ha presentado en rueda de prensa la 30ª Edición del Festival Internacional de Cine de Valencia – Cinema Jove, organizado por CulturArts, con la presencia de Rafael Maluenda, Director del Festival, José Luis Moreno, Director General de CulturArts y la actriz Ana Álvarez. 

En la rueda de prensa de presentación del festival, se han desvelado dos premios especiales de esta edición, que se celebrará del 19 al 26 de junio: el director sueco Ruben Östlund (Fuerza mayor, 2014) que recibirá la Luna de Valencia Especial, y la actriz Irene Escolar (Las ovejas no pierden el tren, 2014), galardonada con el Premio Un Futuro de Cine. Además, el Festival continuará la línea formativa con el Encuentro Audiovisual de Jóvenes. 

José Luis Moreno ha afirmado que esta edición es muy especial porque “no es fácil llegar a los 30 años, pocos festivales de nuestro país han llegado tan lejos. Cinema Jove es un festival muy nuestro y con un gran prestigio”.

Por su parte, Rafael Maluenda ha recordado las etapas por las que ha pasado el Festival en todos estos años. Comenzó en 1986 como un festival amateur en el que se mostraban trabajos de jóvenes estudiantes pero pronto se profesionalizó, llegando a ser “plataforma de cineastas, tanto españoles como internacionales”.

 

Fotograma de Fuerza Mayor (Ruben Östlund, 2014)

 

En Cinema Jove se han fraguado grandes amistades y relaciones profesionales como la de Álex de la Iglesia y Santiago Segura, se ha presentado a directores como Paco Plaza, Alberto Rodríguez, Alejandro Amenábar, Nacho Vigalondo o Jaume Balagueró, entre muchos otros. Y en el plano internacional, el Festival ha mostrado en nuestro país el trabajo de jóvenes directores que, a la postre, han acabado obteniendo los principales premios cinematográficos en todo el mundo: desde Cannes, Berlín o Venecia, a los Goya, los Premios de la Academia del Cine Europeo o los Independent Spirit Awards. Éste ha sido el caso, por ejemplo, de directores como Andrew Dominik, Matteo Garrone, Xavier Dolan, Thomas Vinterberg o Joachim Lafosse. Con todo ello, Maluenda, ha querido destacar el trabajo de los seleccionadores del Festival ya que “tienen un gran ojo para descubrir a grandes cineastas”.

Lo mismo ocurrió con Ruben Östlund, Premio Luna de Valencia Especial de este año, que participó en la Sección Oficial en el 2009 con Involuntary y que con su última película Fuerza mayor (2014), ha paseado por los grandes festivales internacionales y recogido el Premio del Jurado de Un certain Regard del Festival de Cannes y ha sido nominado a los Globos de Oro y finalista en los Oscar.

De Östlund (Suecia, 1974), ha destacado que “tiene un estilo en el que muchos han visto su perspicacia a la hora de retratar las relaciones personales. Es una analista de la sociedad, especialmente de la sociedad europea, del mundo cotidiano y del caos interno que saca a flote sin estridencias. Muestra planteamientos que, atendiendo a la distancia, extrae rasgos de humor pero con un poso amargo, uno de sus rasgos definitorios”.

Cinema Jove proyectará sus cuatro largometrajes en un ciclo dedicado al homenajeado director sueco.

El galardón Un Futuro de Cine lo recogerá la joven actriz española Irene Escolar. Este premio no pretende ser un “impulso” a su carrera sino un “estímulo para que siga por la dirección en la que está llevando su carrera”, comenta el Director del Festival.

El talento de la joven intérprete también lo avalan cineastas como Vicente Aranda y José Luis Cuerda, que contaron con Escolar para sus filmes Canciones de amor en Lolita’s Club (2007) y Los girasoles ciegos (2008), respectivamente.

El idioma imposible (2010), de Rodrigo Rodero; Gente en sitios (2013), de Juan Cavestany; y Las ovejas no pierden el tren (2014), de Álvaro Fernández Armero, son algunas de las películas que han enriquecido su currículum y le han permitido conseguir sus primeros papeles protagonistas en Un otoño sin Berlín (2015), de Lara Izaguirre, y en Altamira (2015), de Hugh Hudson, ambas pendientes de estreno.

También hay que destacar el Premio Luna de Valencia Especial de Animación, otorgado al gran cineasta Vuk Jevremovic. Sin olvidar las distintas secciones paralelas que continúan en el Festival como Panorama Valenciano, los Encuentros Making Of, Proyecciones Especiales, O!PLA Across the Borders (un ciclo dedicado a la animación polaca) y “más sorpresas que se irán desvelando en próximos días”, adelanta Rafael Maluenda.

Un año más, el Festival Internacional de Cine de Valencia – Cinema Jove, muestra un especial cuidado al ámbito de la formación. Con el Encuentro Audiovisual de Jóvenes, jornadas en las que niños y jóvenes aprenden los recursos del cine, tanto técnicos como narrativos, a través de experiencias prácticas. Aunque la Unión Europea lleva unos años insistiendo en la necesidad de formación en Media Literacy (o Alfabetización Mediática) en los planes de estudios de los países miembros, Cinema Jove lleva 30 años trabajando en esa línea, convencidos de que una sociedad que se comunica y se expresa a través de la imagen necesita que sus ciudadanos crezcan aprendiendo sus recursos expresivos y narrativos porque “comprender el lenguaje audiovisual nos hace más libres”, afirma el Director del Festival.

También, ha querido destacar la alianza que este año se llevará a cabo con la Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales (CIMA), gracias a la cual, se entregará un premio especial a la mejor película dirigida por una mujer (tanto en largometraje como en cortometraje).

La actriz Ana Álvarez, que presentará las galas de inauguración y clausura, es asidua y amiga del Festival y ha declarado el “gran cariño” que le tiene a Cinema Jove por “la profesionalidad y la gran programación que cada año muestra”. Además, ha afirmado que le gustaría convertirse en “la próxima José Luis Sanpedro haciendo del festival una cita anual imperdible durante el resto de mi vida”. La actriz, ha finalizado diciendo que el Festival “se basa en cosas muy importantes y difíciles de cuantificar como el prestigio y el valor cultural que tiene, que debemos valorar y conservar”.