REVIEWS
'People You May Know': Corrección de Color con Mistika
25/10/2017
Francisco Lorite explica cómo etalonó esta producción de La Panda fotografiada por Jon Aguirresarobe

La Panda, con títulos en su haber como 10.000 km y Open Windows, produce People You May Know, un film que se apunta a la nueva ola indie californiana que abanderan series como Transparent. Dirigida por JC Falcon, fotografiada por Jon Aguirresarobe y protagonizada por Sean Maher, Andrea Grano, Mark Cirillo y la intervención de Carmen Maura, fue etalonada en Mistika. El colorista español residente en Los Angeles, Francisco Lorite, nos habla del proceso de corrección de color.

Autor: Francisco Lorite 

 

People you may know cuenta la historia de un grupo de amigos que rondan los 40 en Los Angeles. Todos tendrán que afrontar una nueva realidad cuando Delia se queda embarazada de Joe, su mejor amigo y quien es gay.

La película, fotografiada por Jon Aguirresarobe, fue rodada con RED Dragon y lentes Zeiss en 4k nativo.

La fotografía planteada por Jon es muy naturalista, cuidando mucho la caída de luz en la pieles, consiguiendo siempre una gran textura. Jon es un operador muy detallista con su luz, y sabe lo que quiere desde un principio, así que la película venía muy bien planteada desde el rodaje.

Uno de los elementos que hicieron de la película un proyecto muy interesante, era las diferentes posibilidades que se presentaban a la hora de hacer la corrección de color: al pasar por las diferentes fases de la historia y de la relación entre los tres amigos, tuvimos la oportunidad de jugar con diferentes aproximaciones para ayudar a resaltar el estado emocional de los personajes.

La idea para la corrección de color fue bastante sencilla. Dado el trabajo de Jon, básicamente reforzamos lo ya rodado, buscando siempre contraste cromático, con la idea general de enfriar las sombras cuando teníamos oportunidad. Buscábamos una imagen rica y limpia como norma general, aunque también en ciertas secuencias jugamos con las sombras y con mayor cantidad de contraste. En las secuencias de ensoñación bajamos mucho la luz, hasta encontrar la silueta de los personajes, llevándonos el color hasta un cian y azul casi platino, pero manteniendo calidez en las pieles, generando un contraste muy interesante.

En todo el proceso fue fundamental poder usar Mistika, gracias a su versatilidad y capacidad de poder dar play a tiempo real a los archivos originales, así que las pocas veces que lo necesitamos pudimos acceder directamente a la metadata de RED.

La corrección está fundamentalmente hecha con primarias, usando correcciones de color secundarias para reforzar esa idea de enfriar las sombras, y para la selecciones de pieles, Mistika es un software eficaz y fino a la hora de hacer este tipo de selecciones. 

Para este trabajo, el workflow usado fue el que más me gusta: decodificamos el archivo RED, usando la curva de gama RedLog Film y Red Dragon 3 como espacio de color. Una vez con el material en logarítmico, usamos una LUT customizada para volver a linealizar el material, pero trabajando siempre sobre el archivo logarítmico. Todo esto trabando sobre el material a 1:1 en tiempo real. Lo que permite trabajar con la mayor calidad posible, viendo en todo momento la imagen final, sin molestos artefactos o falta de nitidez, que puedan afectar a las selecciones secundarias o a la corrección propiamente dicha.

En Mistika, el proceso de conformado permite ‘machear’ al pixel el trabajo creado en edición en un tiempo record. El time line infinito que no está resignado a pistas de video, hace que probar diferentes versiones, y moverte por la película sea muy rápido.

Las herramientas de color permiten ser muy fino con las correcciones; personalmente, mis preferidas son los vectores fijos y las bandas.  Muy precisos,  pero sobre todo destaca la obtención de una imagen muy orgánica, donde las correcciones se integran muy bien en la imagen. Con los vectores fijos podemos trabajar justo sobre un color concreto, pudiendo variar HUE, saturación, y luminosidad. Esto permite dar un paso más a la hora de ajustar correcciones. Las bandas se comportan, como los controles primarios, pero sobre unos rangos más cortos, y sin tocar saturación al trabajar con la luz. 

 

Francisco Lorite trabajó en Technicolor Madrid cinco años, en el departamento de etalonaje fotoquímico, para después del cierre de la compañía reorientar su carrera al mundo digital. Estuvo un año trabajando como freelance y empezó en Davinci Resolve, por todas las facilidades del mercado a la hora de crear tu propio set up. Posteriormente, se trasladó a Los Angeles, donde trabaja también como freelance, primero con Davinci Resolve y actualmente con Mistika de SGO.

Para aquellos suscritos que quieran ver el resultado completo de este trabajo, People You May Know está actualmente disponible en Netflix.