Suscríbete a nuestro boletín
Cada semana recibirás nuestras últimas noticias y novedades.
 
PELICULAS
Oliver Laxe filma Galicia en 'Aquilo que arde' ('Todo lo que arde')
09/08/2018
El DoP Mauro Herce rueda con Arriflex 416

Acompañado en el guión por Santiago Fillol y con la producción de Miramemira y la coproducción de Kowalski Films, 4a4 Productions y Tarantula, Oliver Laxe, uno de los cineastas contemporáneos más interesantes, rueda en Los Ancares su tercer filme, Aquilo que arde (Todo lo que arde).

Las dos primeras películas de Oliver Laxe fueron premiadas en Cannes y obtuvieron reconocimiento internacional (ver artículo de Mimosas en Cameraman #90). Todo lo que arde será la tercera película de Laxe: "un melodrama sobre el fuego y emociones intensas".

Con Todo lo que arde, Oliver Laxe regresa a Galicia para filmar en casa, desde sus raíces. Y lo hace en un momento crucial, en los tiempos de la que ya se conoce como la España deshabitada. Esta película, según sus productores, “diagnosticará algunas de las razones por las que se ha llegado a la situación actual. Y lo hará con la sutileza propia del cine de Oliver, intuitivo y delicado.”

Oliver Laxe en primer término. Fotografía de Xavi Carrera

En Todo lo que arde, Amador abandona el penal tras cumplir tres años de condena por piromanía. Retorna a una aldea perdida en las montañas de Galicia, a la casa que comparte con su anciana madre y tres viejas vacas. Amador es callado, interior e impenetrable. Su sensibilidad es de una naturaleza extraña, totalmente inadaptada. La vida de madre e hijo transcurre pausadamente al ritmo bucólico del campo, ecuánime ante la presencia de la tierna pareja. Hasta que una noche un incendio arrasa la comarca y prende en sus habitantes, que se ceban sobre un indefenso Amador, acusado de haberlo perpetrado.

El director explica así sus motivaciones en esta película: “La dulce, digna y soberana sumisión de mis antepasados en el corazón de estas montañas, así como su armónica, inocente y humilde aceptación, ese sentirse pequeño ante la inmensidad de la naturaleza y la vida, son actitudes y formas de estar en el mundo que me marcaron para siempre. Hoy quiero hacer de estos valores los principios activos de mis películas. En la caravana de Mimosas los personajes se someten a las inclemencias de la montaña. En Todo lo que arde no es tanto la naturaleza la que supera a sus personajes, sino la implacable modernidad que circunda las montañas, esa que no entiende de sombras y silencios. A esa modernidad, también toca someterse."

"Quiero capturar la extrema belleza de esa España que se vacía. Recoger su excesiva rudeza, su excesiva ternura, sus luces y sus sombras: bomberos que se enfrentan a un incendio con arrojo, ancianos que se resisten a desalojar sus humildes casas ante el fuego que se impone, un incendiario que rechaza el amor y toda ayuda posible, vecinos que se solidarizan entre ellos, vecinos que se pelean entre ellos, bulldozers que arrasan bosques de eucaliptos, rabia que muta en indulgencia en un linchamiento colectivo... una madre que acaricia a su hijo. En definitiva la desmesurada belleza de un mundo rural, intenso e impredecible que no sabe de equilibrios. Una belleza hecha de contrastes, capaces de albergar tanto los gestos más heroicos como los más crueles: aquí radica la verdadera esencia de la tragedia y el melodrama.”

Si en Mimosas Laxe reinterpretaba las convenciones formales del western, ahora busca explorar los códigos del melodrama de lágrimas contenidas: “un melodrama seco.” Para ello, el director, con el director de fotografía de su anterior filme, Mauro Herce, ha optado por rodar en Super 16mm con Arriflex 416 y ópticas Zeiss Super Speed.

Mauro herce operando la cámara. Fotografía de Xavi Carrera

La película ya ha finalizado su rodaje, a la espera de unas jornadas de retakes en septiembre. El laboratorio es Cinelab Rumanía y la fecha de estreno está prevista para febrero o marzo de 2019.

Todo lo que arde ha sido seleccionada para participar en el mercado de coproducción del Festival Internacional de Cine de Rotterdam, Cinemart. Ha conseguido hacerse con dos disputadas ayudas del CNC Francés, una importante ayuda de nuevo cuño en Luxemburgo a través de su Film Fund Luxembourg, mejorar la distribución desde la fase de producción con un extraordinario acuerdo con Pyramide Distribution y obtener el hito de ser la primera película rodada en gallego que obtiene el soporte del Consejo Europeo a través de su programa Eurimages.