PELICULAS
Festival de cine de San Sebastián
24/07/2013
Álex de la Iglesia, Manuel Martín Cuenca, Fernando Franco, Denis Villeneuve y David Trueba en la edición 61 de Donostia Zinemaldia

El cine español vuelve a ser uno de los grandes protagonistas del Festival de San Sebastián. La 61 edición del certamen homenajea con un Premio Donostia a la actriz Carmen Maura, como reconocimiento a una de las trayectorias profesionales más notables del cine español de las últimas décadas. La actriz recibirá el galardón en reconocimiento a toda su carrera durante la presentación en la Sección Oficial, fuera de concurso, de la última película en la que ha participado: Las brujas de Zugarramurdi, el nuevo trabajo de Álex de la Iglesia. Tres producciones españolas compiten en la sección Nuevos Directores y once largometrajes se estrenarán en otras secciones.

Además de la nueva película de Álex de la Iglesia, otras dos producciones españolas y dos coproducciones competirán en la Sección Oficial de esta edición: los nuevos trabajos de reputados directores como Manuel Martín Cuenca, David Trueba Denis Villeneuve, así como la ópera prima del cineasta Fernando Franco. Otros cuatro jóvenes talentos compiten en la sección Nuevos Directores: Fran AraujoErnesto de NovaIsabel Ayguavives y Aarón Fernández. En Zabaltegi se presentará una interesante selección de largometrajes de ficción y documentales producidos este año. El estreno en Velódromo del film de Oskar Santos Zipi y Zape y el club de la canica, tres coproducciones que competirán en Horizontes Latinos y otra más que optará al Premio del Público en la sección Perlas completan la presencia española en la 61 edición del Festival de San Sebastián.

En la Sección oficial, Las Brujas de Zugarramurdi, de Álex de la Iglesia, es una comedia delirante y frenética protagonizada por tres hombres desesperados que, tras atracar una tienda de “Compro Oro” en la Puerta del Sol, inician una alocada huida camino de Disneylandia en compañía del hijo de uno de ellos. Pero, en la frontera con Francia, caen en manos de unas sorginas vascas que conservan la milenaria costumbre de practicar la brujería y reírse de los hombres. En esta web podéis encontrar un artículo sobre la corrección de color que se realizó on set durante este rodaje.

Caníbal, la última película de Manuel Martín Cuenca es la historia de amor con un demonio: Carlos es el sastre más prestigioso de Granada, pero también un asesino en la sombra. No tiene remordimiento, ni culpa... hasta que Nina aparece en su vida. Por ella, conoce la verdadera naturaleza de sus actos y surge por primera vez el amor. El director de fotografía de la película, Pau Esteve Birba, capturó la película con una cámara Alexa Studio y las grabadoras Gemini Raw de Convergent Design. Pau eligió las ópticas Hawk para rodar en anamórfico. En el set la producción contó con un Data Wrangler de la empresa WhyOnSet para la gestión de los datos.

Enemy, el último trabajo del director canadiense Denis Villeneuve (Incendies) es una coproducción hispano-canadiense cuyo protagonista es Jake Gyllenhaal. Un misterioso thriller que explora la psique de un hombre en crisis. Adam es un profesor que lleva una vida monótona hasta que descubre la existencia de Anthony, un actor de poca monta que es físicamente igual que él.

La Herida, (rodaje en fotografía superior cortesía de José Haro) ópera prima de Fernando Franco tiene como protagonista a Ana, una mujer de 30 años que trabaja como conductora de ambulancias. Aunque es eficiente en su trabajo, fuera de éste le cuesta relacionarse; ella no lo sabe, pero padece lo que los psiquiatras denominan Trastorno Límite de la Personalidad. Esto le lleva a impulsos autodestructivos, el abuso de alcohol y la autolesión. Ana es incapaz de lograr su máximo anhelo: ser feliz. El director de fotografía, Santiago Racaj, rodó esta historia con una cámara ARRI 416 16mm con película Kodak 16mm 200T y 500T y ópticas Arri Masterprime, El tele-scanner se hizo en Spirit, el etalonaje en DaVinci y el montaje en Avid. Las empresas proveedoras fueron EPC, Elamedia y Deluxe.

David Trueba, quien retrata en Vivir es fácil la inolvidable amistad que surge entre tres personajes: un profesor de inglés que viaja a Almería cuando se entera de que John Lennon está rodando una película allí, un chico de 16 años que se ha fugado de casa y una joven que también parece huir de algo...El director de fotografía es Daniel Vilar, quien realizó un estupendo primer trabajo a cargo de la fotografía del mayor de los Trueba en El Artista y la Modelo, y que volvió a elegir para esta ocasión la Arri Alexa Studio.

Co-producción hispano-chilena y primer largometraje de la directora Isabel Ayguavives, El árbol magnético está centrada en el regreso de un joven a su país natal, Chile, tras una larga ausencia. La casa de campo que de niño compartía con su familia está ahora en venta y todos se reúnen para despedir el lugar. La visita al "árbol magnético", una curiosidad local de extrañas propiedades, despertará en él sensaciones y afectos casi olvidados.

La segunda película de Aarón Fernández, Las horas muertas, es una coproducción hispano-mexicana-francesa que ya había participado en la sección Cine en Construcción de la 60 edición del Festival. En la desolada costa de Veracruz, Sebastián, un joven de 17 años, tiene que administrar sin ayuda el motel de su tío, que alquila habitaciones por horas. Así conoce a Miranda, una clienta habitual que va allí para esperar a un amante que nunca llega, y así se inicia un fugaz juego de seducción entre ellos.

El rayo, la ópera prima de Fran Araujo y Ernesto de Nova describe la odisea de Hassan, un inmigrante marroquí que, después de trece años en España, ya no encuentra trabajo y decide volver a casa. Invierte todos sus ahorros en un tractor de segunda mano para ganarse la vida en Marruecos y decide llevárselo conduciendo hasta allí. Cuando llegó a España no tenía nada, ahora regresa con su única posesión: el Rayo.

En cuanto a la Sección Horizontes Latinos, La haula de oro, una coproducción hispano-mexicana dirigida por Diego Quemada que se estrenó en la sección "Un certain regard" del último Festival de Cannes. Juan, Sara y Samuel, unos jóvenes de 15 años, huyen de Guatemala para intentar llegar a Estados Unidos. Los adolescentes aspiran a un mundo mejor más allá de las fronteras mexicanas, pero muy pronto van a enfrentarse a una realidad muy distinta.

La cineasta argentina Victoria Galardi presenta su nuevo trabajo, Pensé que iba a haber fiesta, que fue presentado en el Foro de Coproducción de la 60 edición del Festival. Esta coproducción hispano-argentina narra la historia de Ana, una mujer que comienza una relación con el ex marido de su mejor amiga. Una película sobre la búsqueda del amor, la amistad, la soledad, los miedos, la culpa, el universo femenino...

Estrenada en la sección "Un certain regard" del último Festival de Cannes, la nueva película de Lucía Puenzo, Wakolda, coproducida entre Argentina, Francia y España, es la historia real de una familia argentina que vivió con uno de los criminales más grandes de la historia sin conocer su verdadera identidad.

En Zabaltegui encontramos películas como Family Tour, de Liliana Torres Expósito, Hotzanak, for your own safe, de Izebeñe Onederra o Mujer Conejo, de Veronica Chen.

Finalmente, se proyectará en esta edición de Zinemaldia Zipi y Zape y el club de la Canica, de Oskar Santos. Cuando Zipi y Zape son enviados al Centro Re-educacional Esperanza pronto descubren que, más que un colegio, ese lugar es una cárcel para niños donde jugar está prohibido. Allí fundan el Club de la Canica, la resistencia infantil que desafía la autoridad de los adultos. Lo que en principio parece un mundo de restricciones y disciplina se acaba convirtiendo en una espectacular zona de juegos plagada de peligros, misterio y aventura. Para recrear este universo y dotar a la película de un aspecto formal único y mágico,  la producción se trasladó a Hungría. El Castillo de Tura en Hungría y otras espectaculares localizaciones en Hungría y el País Vasco, se convirtieron en los escenarios perfectos para las andanzas de los protagonistas. El director de fotografía, Josu Inchaústegui, rodó esta adaptación con Red Epic y ópticas Cooke S4. En la fotografía superior vemos una imagen del rodaje.